4/1/13

Panamá: La Dictadura Militar de ayer, La Invasión el 20 de Diciembre de 1989 y la Dictadura Civil de hoy

“No se puede borrar con papeles, lo que con sangre ha escrito el pueblo panameño, en su lucha por el Canal" José Isaías “Pepe” Pinzón
Un día como hoy está marcado por profundos sentimientos de indignación,  y de ira. De tristeza y luto en la memoria de las familias de los mártires y combatientes, quienes decidieron defender a su patria y los que siendo inocentes, fueron pisoteados por la bota yankee y arrastrados sus cuerpos por las calles.

Un 20 de diciembre de 1989 fue una macabra muestra para América Latina y para el mundo de la sed de represión, inmoralidad y demencia asesina del ejército de los Estados Unidos, quienes con la más alta tecnología y tácticas de combate, avasallaron al pueblo panameño humilde para dar con la captura del hombre a quienes ellos mismos crearon; el dictador, el “hombre fuerte”, el tirano: Manuel Antonio Noriega.

Queda marcada aun en la memoria de los panameños, una triste navidad en la que corría la sangre de personas valerosas por las calles, mientras los varilleros de la “dignidad” se escondían bajo la falda de los militares y con mil excusas desaparecieron, todos aquellos que en algún momento juraron defender la patria. Sin ideales, sin patriotismo, ni una sola pisca de nacionalismo revolucionario, dejaron las armas en el piso y se perdieron. Pero no podemos culpar a aquellos incautos e incluso algunos confiados en el deber de defender a la nación, quienes arriesgaron su vida por los ideales en los que creyeron.

No podemos olvidar nunca, el momento decisivo en la vida de los panameños en los que, hartos de la narco-dictadura impuesta por los lacayos del Partido Revolucionario Democrático y sus satélites pro imperialistas, salieron corriendo a recibir con los brazos abiertos a los desgraciados asesinos que quitaron miles de vidas de hombres, madres y niños panameños. A nuestros históricos enemigos, a nuestros históricos verdugos, a nuestros históricos invasores les aplaudimos llegando en tanquetas y helicópteros para violar a nuestras mujeres, secuestrar a nuestros hombres y contaminar a nuestros niños, enriqueciendo también a la burguesía entreguista de entonces; la misma burguesía que nos gobierna hoy día, esa misma de ayer que pedía a gritos la invasión gringa, sin importarles el genocidio que esto causaría al pueblo panameño.

Y nos referimos a los pseudo-patriotas de la Cruzada Civilista, el movimiento liderizado por la burguesía rancia panameña que no dudo un solo instante, en quitar al sanguinario dictador para ponerse ellos entonces la máscara de democracia, tomar el país de la mano ensangrentada de los yankees y hacerle vivir al país otra cruel mentira: invocando “el retorno de la democracia”.

La primera gran mentira fue la firma de los Tratados Torrijos-Carter por parte del dictador Omar Torrijos Herrera, bajo el supuesto de “pasar la administración del Canal de Panamá a manos panameñas” y darle paso desde ese momento al nefasto Tratado de “Neutralidad”. Un tratado firmado en ingles en EE.UU, a espaldas del pueblo panameño, y por la cual se derramó la sangre de valiosos jóvenes revolucionarios, como Jorge Camacho y otros destacados líderes panameños de entonces, que fueron borrados de la historia para hacer invisible sus dignas batallas.

No podemos dejar por fuera a los vendidos y traidores, que bajo la bandera del falso comunismo quedaron enquistados en el Gobierno Central del dictador Torrijos para “pueblisar” sus particulares aspiraciones y darle la espalda a los verdaderos revolucionarios que hacían resistencia, muchos años antes a la desidia, al asesinato y a las persecuciones del PRD, el G-2 y la CIA que luego llevaron a la sangrienta e injustificada Invasión.

Los Estados Unidos no cazaron a un Dictador en aquella invasión, ya que este era su perro servil y guardián de sus intereses. Pero debido a que se les reveló y como ya no le era útil a sus intereses estratégicos y militares, como informante de inteligencia; invocando el Tratado de Neutralidad, invadieron a nuestro país y lo vinieron a buscar; y de paso probaron todo su armamento bélico y sofisticado del momento, para Invadir a otros pueblos como quedó evidenciado  más tarde en la guerra del Golfo.

Luego, en recompensa, por cumplir subordinadamente a sus lineamientos, recompensaron al trio emblemático de la “Cruzada Civilista” (Guillermo Endara, Guillermo Ford y Arias Calderón), como los nuevos títeres gobernantes, del inicio de la “Democracia” en nuestro país, que sería desde ese entonces, el surgimiento de las Privatizaciones, más represiones, encarcelamientos y asesinatos al pueblo, mayor endeudamiento al país y el nacimiento de una Dictadura Civil, turnándose en el poder cada cinco años, (PRD, Arnulfistas, PRD, hasta hoy Cambio Democrático, dirigido por el empresario y fascista Ricardo Martinelli).

Queda entredicho entonces, que no solo nos embarga el dolor y el luto de las familias de los mártires y combatientes, sino profundos sentimientos de indignación y de ira al ver a nuestro pueblo confundido por los oligarcas que nos oprimen y nos roban las esperanzas de mejores días para todos los panameños, pero sobre todo la carencia de identidad histórica que le haga crear conciencia en la población panameña para identificar a sus históricos enemigos, sus históricos verdugos, a sus históricos invasores que siguen gobernando sin sentido de democracia, asesinando con impunidad, acallando las voces de nuestras fuerzas luchadoras, persiguiendo a quienes se les oponen, lavándole el cerebro a la población entre candidatos de saco y corbata y la falsa oposición, igual de vendida a los intereses de transnacionales y a la oligarquía.

Pero arrieras somos y en el camino nos encontramos. Y hoy gracias a la consistencia en la lucha, a la integridad de unos cuantos hombres y a los ideales que persiguen miles de panameños que aspiran a vivir con justicia social, vemos fortaleciéndose un frente de lucha que ha logrado sumar a diversos sectores para hacerle frente a la embestida vende patria de las Mafiocracias del CD, PRD, Panameñismo, Molirenas, PP y su frente guacho, que solo desean seguir manteniendo el status quo de los grupos económicos que han vendido, venden y seguirán vendiendo al país para satisfacer así sus apetitos voraces y oscuros intereses, bajo el modelo capitalista decadente y la complacencia del Imperialismo norteamericano.

Y estos diversos sectores en lucha, convencidos su dignidad y del momento histórico, con la moral necesaria para no dejarse amedrentar por ningún gobierno de la mal llamada democracia, siguen combatiendo en diversos aspectos esta Dictadura Civil, entreguista, mercantil y represiva de Ricardo Martinelli y sus lacayos, siguen combatiendo y denunciando los escándalos de corrupción, nepotismo, la mofa ante el regreso del dictador Noriega y sus privilegios, la impunidad, etc., convencidos y organizados bajo la inclaudicable dirección del Frente Nacional en Defensa de los Derechos Económicos y Sociales FRENADESO, y el partido en formación Frente Amplio por la Democracia FAD, como la esperanza real, de hacer justicia al pueblo golpeado y humillado bajo la bota neoliberal empresarial y que se haga de nuestro históricamente defendido Canal de Panamá, el inicio de la distribución real y  equitativa de las riquezas de este, hacia todos los panameños.

Como en los más oscuros y difíciles momentos de la historia patria, el Frente Estudiantil Revolucionario 29 de Noviembre FER-29 y sus diversas expresiones a nivel nacional, seguiremos siendo esa llama de luz y estaremos dispuestos siempre, pese a los múltiples obstáculos que puedan venir en nuestro camino militante; en vanguardia de lucha estudiantil y de las juventudes patrióticas y revolucionarias de la nación bajo los principios anti-imperialistas, anti-oligarca y anti-militarista que marcaron largos años de resistencia y combate a la Dictadura Militar, Torrijista y Norieguista, y en la presente Dictadura Civil encabezadas por Pérez Balladares, Mireya Moscoso, Martin Torrijos y hoy día por Ricardo Martinelli.

Ser la vanguardia, en la reconstrucción y el fortalecimiento del movimiento estudiantil universitario y secundario, en la juventud,  en la lucha en las calles, en el debate de las ideas, políticas e ideológicas, en las protestas sociales, y en los diferentes episodios de lucha popular junto a los sectores organizados de la sociedad panameña, bajo la consigna inmortal de ¡LIBERACIÓN  O MUERTE! de nuestros inolvidados mártires, patriotas panameños y revolucionarios.

A 23 años de la Nefasta Invasión yankee decimos;

¡¡ NI OLVIDO, NI PERDÓN!!
¡¡A MAYOR REPRESION, MAYOR ORGANIZACIÓN!
¡¡LA PELEA ES PELEANDO!!
¡¡LAS AGUILAS PODRAN SER ABATIDAS, PERO JAMÁS VENCIDAS!! ¡
¡FIDELIDAD A LOS PRINCIPIOS, FIRMES Y DIGNOS HASTA EL ULTIMO MOMENTO!!

Frente Estudiantil Revolucionario 29 de Noviembre
FER-29
FUAR - FERA - UEA - MEIC - MER - MER

1 comentario:

Hector Morales dijo...

Esto es tan ironico , criticas a el capitalismo , democracia , que mas quieres ? Todos hemos sido beneficiados por este sistema , no es perfecto pero nos permite algo de libernad , puedes llegar a ser grande si te lo propones , no dependiendo de una sola persona , no podemos vivir de ideales baratos , a estudiar , superarse , llegar lejos , en cambio si nos detenemos a criticar siempre viviremos bajo la sombra de los demas lo que hace que no veamos las cosas positivas que tenemos.... En todos los paises hay problemas , eso no cambiara , lo que podemos cambiar es la actitud de cada uno y no detenerse en el pasado ....