18/11/14

Panamá: Fraudulentas elecciones

Con el PAN se favorecieron los 71 diputados de la Asamblea pasada, permitiendo a la mayoría de ellos reelegirse.
 
Advertíamos en la campaña electoral que no había diferencias fundamentales entre la partidocracia, que sus tres candidaturas presidenciales representaban los intereses de los 105 ultramillonarios, y que el proceso electoral se enmarcaba en el más profundo clientelismo que se ha vivido en el país.

La única propuesta diferente era la del Frente Amplio por la Democracia (FAD), pero los intereses creados, el ‘establishment’ y los grandes medios de comunicación, calculadamente, la ocultaron a la opinión pública, no hubo debate real, y con los recursos de la manipulación mediática, el engaño y la siembra de falsas ilusiones, volvieron a convertir las elecciones en un carnaval, descubriéndose después el monumental fraude que se dio a lo largo y ancho del país con cientos de millones de balboas de fondos del Estado, particularmente del Programa de Ayuda Nacional (PAN), que significó el intercambio de dinero, bolsas de comida, línea blanca, muebles, equipos electrónicos, materiales de construcción, becas, licor, carros y casas a cambio de votos.

Con el PAN se favorecieron los 71 diputados de la Asamblea pasada, permitiendo a la mayoría de ellos reelegirse, cometiendo los mismos delitos de los candidatos impugnados.

Los más de 400 millones repartidos entre los diputados representan más de 20 veces lo asignado por el financiamiento público a todos los partidos políticos y candidatos por la libre postulación juntos. Ello constituye una de las evidencias del fraude masivo en que incurrieron todos los partidos políticos tradicionales en las elecciones del 4 de mayo mediante el clientelismo salvaje.

Como resultado de las irregularidades cometidas en las elecciones se produjo una ola de impugnaciones, que generaron más o menos un veinte por ciento de las curules de la Asamblea en acefalía, además de alcaldías y juntas comunales.

Hoy, han iniciado los procesos electorales, parciales o totales, en los circuitos impugnados. Los mismos comienzan a ser cuestionados por vicios de ilegalidades y de corrupción. En esa vía, diversos sectores han denunciado que a los corruptores se les permita participar en el torneo; que algunos electores puedan ejercer el derecho al sufragio dos veces; el uso de programas de Gobierno (como techo de esperanzas) para favorecer candidatos vinculados al actual oficialismo, el establecimiento de alianzas ilegales entre PRD y panameñistas para asegurar sus candidaturas a diputados, alcaldes y representantes. (El Código Electoral establece que ello solo es posible a partir de las alianzas establecidas a la Presidencia de la República); la entrega de dinero casa por casa; el papel de los medios de comunicación social ‘guiando’ al electorado en su ejercicio; la participación de los círculos ceros y sectores de la llamada ‘sociedad civil’ y de supuestos grupos independientes, claramente comprometidos con el ‘establishment’.

Lo sucedido es una confirmación de la grave crisis institucional que vive el país y da muestra de cómo los medios pretenden erigirse en partidos políticos, tribunales de justicia y autoridad electoral.
El Frente Amplio por la Democracia (FAD), partido aún vigente, compitió en esa campaña con tal desigualdad de condiciones y prácticas fraudulentas del resto de los partidos que invirtieron cientos de millones provenientes de los fondos del Estado en clientelismo electoral. Ese hecho es más que suficiente para considerar que, dada esa realidad, al FAD no se le debe aplicar el cuatro por ciento como requisito para su subsistencia, mientras que a muchos diputados, representantes y alcaldes que incurrieron en delito electoral se les premia con cargos.

Finalmente, ante este estado de situación, es necesario observar cómo se recomponen las alianzas burguesas y cómo afrontan sus crisis internas los distintos partidos, enfrentados a una lucha intestina por el poder. En lo inmediato hay que desenmascarar el llamado Pacto de Gobernabilidad entre panameñistas y PRD, que no es más que una concertación para repartirse el botín del Estado. En esa vía, también negocian el nombramiento de contralor y procurador. Igualmente hay que observar los intentos de la partidocracia de saldar sus diferencias a través de la Constituyente Paralela, con lo cual prevalecerá el gatopardismo: cambiar algo para que todo siga igual.

*SECRETARIO GENERAL DE CONUSI-FRENADESO.

1 comentario:

José M. López Sierra dijo...

La Segunda Marcha Oscar – Mandela en Nueva York 2015

Tendremos nuestra 2da Marcha Oscar – Mandela en Nueva York el lunes, 22 de junio de 2015. Empezaremos a marchar pacíficamente a las 9 AM desde Hunter College, en la calle 68 y Avenida Lexington, hasta la Calle 43. Haremos una izquierda para continuar marchando en dirección Este para llegar al parque Ralph Bunche (al otro lado de la Organización de Naciones Unidas).

Allí, repartiremos hojas sueltas para orientar al público sobre nuestro prisionero político Oscar Lopez Rivera y la relación colonial ente el gobierno de Estados Unidos y Puerto Rico. Estaremos en el parque hasta las 5 PM.

La mayoría de la gente no sabe que, todos los años, usualmente el lunes después del Día de los Padres, la Organización de Naciones Unidas (ONU) celebra una vista para discutir la descolonización de Puerto Rico. Los peticionarios usualmente se unen a nuestra protesta después que terminan sus ponencias.

La ONU determinó en el 1960, que el colonialismo es un crimen en contra de la humanidad. Desde entonces, la ONU ha emitido 33 resoluciones pidiéndole al gobierno de Estados Unidos (EEUU) que descolonice inmediatamente a Puerto Rico. EEUU ha ignorado esta voluntad de la comunidad internacional. ¿Qué tipo de democracia es eso?

El gobierno de Estados Unidos trata de mantener nuestra relación colonial la más secreta posible. Lo que nosotros estamos tratando de hacer es sacarla del closet. La ONU está en su tercera década tratando de erradicar el colonialismo del mundo. ¡Por favor, ayudemos!

La mayoría de gente tampoco no sabe que el Gobierno de Estados Unidos le saca 14 veces más dinero de lo que invierte en Puerto Rico. ¡Pero, para eso son las colonias!

Esta explotación salvaje le impide a Puerto Rico ofrecerle oportunidades a los puertorriqueños en Puerto Rico. Por eso es que tenemos más puertorriqueños afuera de su isla que adentro.

Oscar López Rivera ha estado encarcelado por 34 años por su lucha para descolonizar a su país. Por ser un crimen (el colonialismo), la ley internacional le da a Oscar el derecho de usar todo los medios necesarios para descolonizar a su nación. Nelson Mandela estuvo 27 años encarcelado por hacer exactamente lo mismo que Oscar. Por eso decimos, ¡Oscar López Rivera es nuestro Nelson Mandela!

Compañeros Unidos para la Descolonización de Puerto Rico invita al público a ser parte del tsunami de gente que será necesario para obligar al gobierno de Estados Unidos a excarcelar a Oscar y a descolonizar a Puerto Rico. ¡Nuestras protestas anuales son absolutamente necesarias porque, los que mantienen colonias no creen en la justicia para todos!

José M López Sierra
www.TodosUnidosDescolonizarPR.blogspot.com